Delfi Merino fue la luz de una noche que parecía negra

partido

Cuando parecía que la noche se venía negra con los Black Sticks apareció nuevamente Delfi Merino con su oportunismo intacto para marcar en los momentos claves y dar vuelta el resultado. Por su parte, el seleccionado negro golpeó en reiteradas ocasiones pero la suerte estuvo del lado de Las Leonas.

El encuentro comenzó con Las Leonas metidas en el partido, de la misma forma que contra Australia, y Nueva Zelanda costándole agarrar la bocha y salir de su área. Pero a los 21´ comenzaron las preocupaciones en el banco argentino con el gol de Anita Punt que la clavó bien arriba y esquinada. Cuando la situación parecía negra como el seleccionado Neozelandés, Las Leonas reaccionaron rápidamente con el cachetazo y tres minutos después “Delfi” Merino se encontró con el gol. En el primer tiempo, el conjunto argentino nuevamente careció de elaboración de juego y contundencia en el ataque al igual que contra Australia en el debut.

El complemento arrancó diferente, tal como se viene apreciando en varios encuentros de esta final de W. L. en donde pareciera que la charla del entretiempo es fundamental para las levantadas.  A los cinco minutos, nuevamente una de las que más metidas y concentradas bien jugando, “Delfi” Merino anotó para tranquilizar a Las Leonas y preocupar a los Black Sticks. A partir de ahí el control de juego lo planteó argentina y el partido vivió pasajes de ida y vuelta teniendo la suerte y nuevamente la impecable actuación de Belén Succi en el arco, para que las neozelandesas no puedan lograr el empate. Por último, cuando el cronómetro marcaba cero, la bocha terminó en la línea del arco argentino después de dos corners cortos. Lo bueno de la segunda parte es que se comenzó a ver pasajes de elaboración de juego asociado y buena entrega.

Además de la goleadora, se destacaron las actuaciones de: Silvina D’elía en el fondo cortando todo, “Flor” Habif corriendo todo y cerrando bochas peligrosas, y Charo Luchetti levantando al equipo con su entrega.

En resumen, entre lo bueno resalta la forma y la rapidez de revertir un momento negativo, si bien el rival no venía de la mejor manera, pero la presión de del público podía jugar en contra. Otro detalle sumamente importante es el olfato goleador y el oportunismo de “Delfi” Merino (una de las goleadoras de la W.L.) Pero por otro lado se transforma en preocupación del seleccionado nacional al contar con tres goles en dos partidos y todos anotados por la misma jugadora. Distinto el caso de Holanda que cuenta con la otra goleadora Maartje Paumen pero con 9 goles en dos encuentros. Las Leonas mostraron en el segundo tiempo algo de lo que necesitan comenzar a elaborar en profundidad para estar a la altura en caso de llegar a la final.

Números que hablan: Las Leonas dispararon la mitad de las veces que lograron entrar al área del seleccionado negro. Argentina consiguió penetrar 24 veces contra 12 de los Black Sticks. Dispararon al arco 12 veces contra 7. En relación con el partido debut contra las Hockeyroos en donde penetraron 17 veces contra 11; y tiraron al arco 9 contra 6.

partido2

PRENSA ATAH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *