Atrás Corea, adelante Holanda

IMG_0474

De menor a mayor este equipo de Leonas en la final de la World League aparece en los momentos claves. En cuartos el seleccionado argentino superó a Corea por 3 a 1 con dos goles de Carla Rebecchi y otro de Noél Barrionuevo y accedió a semifinal. En los tres últimos partidos de los cuatro jugados Las Leonas salen a comerse al rival y empiezan a decaer silenciosamente hasta que sufren el cachetazo del gol en contra, momento clave en donde inmediatamente revierten la situación para emparejarlo y ganarlo demostrando otro juego asociado y contundente. Roggero al referirse a los equipos asiáticos explicó que eran impredecibles y siempre tienen sorpresas, en esta ocasión en ambos partidos sorprendieron al equipo nacional que rápidamente revirtió la imagen logrando en ambas situaciones un resultad final de 3 a 1.

El partido comenzó con Las Leonas arriba generando infinidad de situaciones y llevándose a su par coreano por encima. De a poco se fue diluyendo y desapareciendo esa constancia y posesión de la bocha y Corea comenzó a encontrarle la vuelta al partido. Siendo así, el equipo asiático comenzó a golpear de la forma que más le convenía, a través de los corners cortos. Las Leonas sufrieron una seguidilla de corners que generaron advertencias pero que Belén Succi, de forma muy atenta, logró despejar y demostrarse muy segura. Así, se diluyó el primer tiempo, con muchas iniciativas, pero con un encuentro trabado y peleado más que jugado.

El complemento comenzó de la misma forma, Las Leonas mostraban iniciativas pero seguían siendo tímidas a la hora de ser punzantes. De esta forma, cuando el estadio esperaba ansioso el gol argentino, se quedó en silencio sobre los 11 minutos cuando, tras una infracción que le valió la tarjeta verde a Macarena Rodríguez, Ki Ju Park sacó un centro largo y Mi Hyun Park con su desvío puso el 0-1. Lejos de amedrentarse, Las Leonas supieron hacer lo que mejor les viene saliendo, sacar sus garras y acusar recibo del golpe. Hasta entonces Corea no sabía que había despertado a una Leona dormida.

Fue entonces cuando las delanteras comenzaron a llegar más de la cuenta y a generar un volumen de juego, hasta el momento nunca visto en esta World League por parte de Las Leonas. Con jugadas muy bien asociadas, pases en espacios cortos dentro del área asiática, y una “Lucha” Aymar más arriba intentando ser punzante como la situación lo requería. Fue así que “Lucha” entró al área sacándose, dos, tres y hasta cuatro jugadoras en una jugada monumental para definir desde el centro del área coreana y lucir a su arquera Sin Hye Lee que le impidió el gol. Cinco minutos después del golpe, tras una muy buena jugada por derecha, le llega la bocha a Carla Rebescchi de cara a la arquera asiática y sin apurarse, muy paciente la elevó para mandarla adentro y que el gigante blanco de Natación y Gimnasia estalle en un solo grito de gol.

Después de seguir buscando el partido y llevándose al rival por encima, a los 23 minutos Albertario logró un córner corto. Arrastró Barrionuevo y tras un rebote la bocha derivó en Sruoga y una defensora coreana salvó con el pie logrando el penal que Noel Barrionuevo transformó en gol.

A partir de ahí la presión le jugó en contra a Corea y, aún teniendo varias jugadas de riesgo, no supieron capitalizarlas y dejaron pasar algunos corners cortos. Por último, faltando dos minutos del cierre del partido, Rebecchi desvió un centro de Merino desde la derecha y le dio destino de gol.

En resumen, con este partido Las Leonas consiguieron mostrar su chapa de candidatas tras revertir los últimos tres partidos que comenzaron perdiendo y acusaron el golpe de forma rápida y lograron darlo vuelta mostrando otra faceta de contundencia y juego asociado. Entre los aspectos positivos además se destacan los goles de Carla Rebescchi, el buen funcionamiento de “Lucha” Aymar jugando arriba y generando explosión al ataque, el buen desempeño del equipo bajo presión, y las innumerables ocasiones de gol que generó. Entre lo negativo, la deuda del arco en cero, la falta de cambio cuando las cosas no funcionan durante el cero a cero y los baches de dudas en donde el equipo se sumerge hasta el cachetazo del gol. Este último aspecto puede ser rápidamente revertible contra Nueva Zelanda,  China o Corea, pero tal vez contra las naranjas pueda significar algo determinante e irreversible.

IMG_0566

 

PRENSA ATAH – Leonardo de la Zerda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *