Conociendo a una “Black Stick”

Bridget Blackwood

Bridget Blackwood tiene 22 años, juega al hockey desde los 8. Integra el seleccionado de Nueva Zelanda desde marzo del 2011 y desde entonces el número 18 de la camiseta le corresponde sólo a ella. Si bien no se imaginaba estar en la selección,  alguna vez anheló formar parte. “La vida de una jugadora de la selección es bastante dura sobre todo si estudiamos de forma paralela a los entrenamientos”, afirma Bridget. Nunca tuvo una lesión importante en su carrera, solamente golpes que la dejaron 2 meses fuera del juego.

Se recibió hace poco de maestra jardinera, trabajó un par de meses en esa área y  de ahora en más se quiere dedicar pura y exclusivamente a entrenar para poder llegar a jugar el mundial de Hockey 2014 en Holanda ya que no llegó a prepararse para las Olimpiadas de Londres 2012. Piensa que en el 2015 va a poder desenvolverse más en la profesión que estudió.

Tiene una familia muy unida que la apoya en todo. De hecho, su padre vino a Tucumán para verla jugar en todos los partidos. Tiene 3 hermanos con los cuales se comunica permanentemente y no dejan de seguir sus pasos alrededor de todo el mundo.

En sus tiempos libres Bridget aprovecha para estar con sus amigos, su familia, ir a la playa y sobre todo disfrutar y descansar.  Ser una “Black Stick”, tiene también sus cosas buenas como viajar y conocer gente y cultura de todos los países. Bridget está muy contenta de formar parte de este equipo y espera, con su entrenamiento y constancia, poder seguir haciéndolo durante varios años más.

 

   Nueva Zelanda se enfrenta mañana por las semifinales a las 9:00 contra Corea. ¿Te vas a quedar sin ir a apoyar a las Black Sticks?

 

 

PRENSA ATAH – Luciana María Saade.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *