Las Leonas dejaron una pálida imagen en Tucumán

1459887_558662650887462_621416265_n

Con el gigante blanco totalmente colmado, en el partido por el tercer puesto, el público tucumano ansiaba ver la magia de ese equipo al que le brindó plena confianza y al cual nunca dejó de mostrarle un afecto incondicional. Sin embargo, Las Leonas nuevamente dejaron una pálida imagen tras la derrota por penales contra Inglaterra después de igualar en uno durante el partido.

Como todos los arranques, en los primeros minutos argentina buscó bien arriba apretando al rival. Nuevamente como durante los últimos cinco partidos, comenzó con el pie izquierdo. A los cinco minutos ya se encontraba abajo en el marcador tras un gol en contra de Rocío Sánchez Moccia que en su afán de despejar la terminó empujando hacia dentro. A partir de ahí, otra vez el amplio dominio de la bocha y una infinidad de intentos que nunca generaron peligro en el arco de Maddie Hinch. Recién en los 32 minutos Las Leonas consiguieron igualar el partido gracias a un gran remate de Julia Gomes Fantasía que Sally Walton también por intentar rechazar la terminó guardando en su propio arco.

De esta manera transcurría el primer tiempo de un partido chato, con grandes falencias físicas en ambos equipos propias de la instancia del torneo y del desgaste del partido del día anterior. En el complemento, mientras transcurrían los minutos, cada vez se hacía más costoso correr, y argentina, aún con el dominio, nunca supo descansar con la pelota; sino todo lo contrario. Con un desgaste abrumador, los minutos se fueron consumiendo y cada vez se hacía más difícil llegar a los arcos. De esta forma, finalizó el encuentro y se abrió paso a los penales australianos que tan mal recuerdo de la noche anterior le causaba a Las Leonas. En esta oportunidad, se lució Maddie Hinch con muy buenas actuaciones cerrando la tanda con un contundente 4 a 2.

En resumen, a modo de antesala al mundial de La Haya el año que viene, Las Leonas demostraron que falta mucho por trabajar. En esta última instancia de la World League en Tucumán, el conjunto nacional con su actuación quedó en un puesto mediocre. Es la primera vez desde 2006 que el equipo argentino baja de un podio en un certamen de primer nivel con el agravante de haber jugado de local. En todos los partidos hubo problemas en defensa y de concentración comenzándolos perdiendo casi desde el vestuario. La falta de volumen de juego fue notorio al igual que las situaciones de gol. Como en el compromiso anterior, Las Leonas contaron con siete corner cortos y demostró que falta bastante por trabajarlos. La actuación de la mejor jugadora del mundo para ponerse el equipo al hombro y remontar situaciones claves quedó a la espera de las 6.500 personas que alentaban en el gigante blanco. La falta de recambio también resultó un gran problema para Emanuel Roggero y pagó caro en lo físico. Para destacar, es importante que en ninguno de los seis partidos disputados con los mejores ocho equipos del mundo se perdió durante los 70 minutos.  

El público tucumano, con el gigante blanco terminado, queda ansioso y a la espera de la vuelta de Las Leonas y de torneos internacionales de alto vuelo. 

1451449_558663020887425_1568934950_n

PRENSA ATAH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *