“Maca” Rodríguez estuvo en el Colegio Las Esclavas

"Maca" Rodriguez en las Esclavas

Una de las leonas más predispuestas y comprometidas con la sociedad “Maca” Rodríguez se acercó al colegio en donde fue recibida por la calidez, la alegría y el entusiasmo de la todas las alumnas.

Ya desde temprano se notaba un movimiento compulsivo por el colegio poco común para una jornada habitual. Es que la mendocina Macarena Rodríguez estaba por llegar al Colegio debido a que ella concurrió al Colegio Sagrado Corazón de Mendoza que pertenece a la congregación.

DSCN3437

Minutos después el salón de actos, completamente lleno, era el escenario previo a la llegada de una de las leonas con más logros. Al llegar la protagonista de la mañana acompañada por su madre Ahída de Rodríguez, las chicas estallaron en un grito ensordecedor. Las alumnas  le regalaron un video muy emotivo con fotos de “Maca” de niña con el uniforme en paralelo con el presente de una leona consagrada. Con lágrimas en la cara, “Maca” recordó su niñez e infancia como estudiante y luego se abrió el espacio a las preguntas de las alumnas. Recordó sus vacaciones de invierno en la “Casita Belén”. “¿Qué significa para vos ser el ejemplo para tantas jóvenes?” le preguntaron. – “Es una responsabilidad enorme ser el ejemplo de tantas chicas. Siempre trato de hacer bien las cosas y mostrarme como soy. Me gustaría que me recuerden por la persona que soy y más que por la deportista” respondió “Maca”.

Por último las alumnas aprovecharon para las fotos y los autógrafos.

DSCN3433

Su madre, Ahída de Rodríguez, ex alumna del Sagrado Corazón mencionó: “Nunca dejó sus raíces y tiene muy presente de donde viene. Creo que la humildad que tiene la aprendió de las Hermanas Esclavas.”

Antes de retirarse, la protagonista muy emocionada manifestó a la prensa: “La verdad que estoy muy sorprendida. Me hicieron llorar. Nunca imaginé la magnitud, me pasó algo parecido en el colegio en Mendoza pero no me lo esperaba ahora aquí. Que te reciban con tanto amor y cariño, la verdad que se me pone “la piel de pollo”.  Creo que poder llegar a una sola persona ya es mucho, y me parece muy bueno poder dejar una huella, dejarla como persona más allá de la deportista es lo que anhelo”. Por último se refirió a la huella que quisiera dejar en las más chicas: “Tratar de ser más humilde y llenarnos de paz y amor. Creo que con eso el mundo cambiaría mucho. Ellas son el futuro y está bueno tratar de inculcarles eso”.

Por último, la Madre Cristina, en relación a la visita, expresó: “Para nosotras es una gran satisfacción y pienso como su madre. La humildad de Macarena y de la familia es producto de toda la educación del Colegio. Ella pudo encarnar el ideal del Corazón de Jesús que es el amor y la reparación.

DSCN3444

 

PRENSA ATHA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *