¿Quién es la mujer que acompaña siempre a las Black Sticks?

Debbie Balme

Debbie, es una agradable señora que siempre anda corriendo detrás de las jugadoras neozelandesas,procurando que estén bien y no les falte nada. Luego de los primeros partidos nos acercamos al Hotel Hilton para charlar con ella, Debbie Balme, la manager de Nueva Zelanda.

Su función como manager comenzó cuando el cuerpo técnico del seleccionado de hockey de Nueva Zelanda cambió, precisamente, antes de los Juegos Olímpicos de 2008. Pero antes de cuidar a las “Black Sticks” también fue manager de otros equipos más pequeños y de colegios.

Debbie no sólo acompaña al equipo sino que también se encarga de todo lo que está fuera de la cancha: asegurarse que el menú de las jugadoras esté bien, revisar la ropa que se lleva a la lavandería, la papelería y documentos del equipo, los boletos de aviones; y sobre todo, da apoyo emocional a las jugadoras. Es más que una manager: “es justamente lo que una madre hace”, dice entre risas. Es confidente y cómplicede las chicas, es una más en el grupo.

En cada partido, Debbie está en el banco de suplentes ayudando a las chicas. Debe revisar la provisión de agua y refrescar a las jugadoras que vuelven al banco en cada cambio.

¿Cómo es su vida después del hockey? Vive en Hamilton y está casada hace 33 años. Tiene dos hijos: una hija de 28 años, que se casó hace dos y vive en Australia; y un varón de 25 años que vive en Wellington, la capital de Nueva Zelanda.

Además de integrar el equipo que asiste a las Black Sticks, trabaja en una escuela primaria. Su ocupación le da el tiempo suficiente para poder viajar con la selección sin ningún problema, por lo cual se considera una afortunada.

Debbie no sólo entrega al equipo, también recibe: gracias a su trabajo con el seleccionado neozelandés pudo conocer muchos países del mundo, entre ellos la Argentina.

 

Prensa ATAH –Eloísa Zerdan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *