Tucumán Rugby Verde es el Campeón Anual

Reinado «verdinegro»

Tucumán Rugby Verde se coronó campeón Anual por cuarto año consecutivo

Un final de película tuvo la temporada del hockey local. Tucumán Rugby Verde empató en su cancha con Jockey Club en el cotejo de vuelta por la Superfinal del Anual y se coronó campeón por cuarto año consecutivo. El local necesitaba ganar por tres goles de diferencia para forzar el alargue. Hizo cuatro, pero los números no le alcanzaron porque el “verdinegro” convirtió la misma cantidad y por eso dio la vuelta olímpica.El duelo fue vibrante y emotivo, con un marco de público que acompañó para que la fiesta sea completa. Jockey salió decidido a llevarse por delante al rival. A los 13’ y 16’ llegaron los tantos de Victoria Serrano y Camila Machín. Parecía que Jockey podía lograr el milagro. Sin embargo, a los 25’ descontó Emilia Albornoz.En el complemento no se dieron tregua. Al minuto Fernanda Martínez marcó el 2 a 2 y cuatro minutos después, Martínez puso el 3 a 2 para las “verdinegras”. Jockey sintió el impacto, pero reaccionó retomó el ritmo que había desplegado cuando estaban 2 a 2 pero los goles no llegaban. A los 14’ Florencia Calvete amplió la diferencia al poner el 4 a 2. Dos minutos después Machín descontó para Jockey y Agustina Abdala estableció el 4 a 4 final.Hacía tiempo que el hockey no vivía una final así. Con muchos goles y con dos equipos que se brindaron para el espectáculo desplegando un juego de alto vuelo.

Ver nota original

¡Gracias por semejante final!

Tucumán Rugby, el imbatible en las duras batallas.

Nadie puede negar que Jockey Club fue un dignísimo rival. Dejó el alma en la Superfinal del Anual de hockey que perdió ayer por la noche ante Tucumán Rugby, un rival con oficio en las duras batallas y con un rica historia en el hockey tucumano.

Marcos Paz vibró con la banda de música, los papeles picados y las bombas de estruendos. Las casi 700 personas que fueron a presenciar el partido se fueron por demás conformes. Porque vieron a dos equipos que se brindaron por el espectáculo.

Cuando Jockey Club estaba 4-2 abajo, sabiendo que era casi imposible sacar la diferencia de goles para poder lograr la hazaña, sus jugadoras, lejos de bajar los brazos y dar por perdida la batalla, iban al frente perdiéndole el respeto al mejor equipo de la temporada 2014.

Ya nada importaba. Lo único que tenían en su cabeza las dirigidas por Ariel Mairata, era ganar el partido. No pudieron, pero igual salieron con la frente en alto, porque dejaron todo. Y su público reconoció ese esfuerzo despidiéndolas con aplausos.

«Ellos tiene mucha experiencia en finales. Estábamos convencidos de que podíamos marcar goles, pero bueno, enfrente tuvimos a un equipo de mucha jerarquía», reconoció Mairata, y no se equivocó.

Ganar por cuarto año consecutivo una corona, habla a las claras de que Tucumán Rugby es un equipo imbatible en las duras batallas.»Tenía plena confianza en mi equipo, y la verdad, me asusté un poco cuando quedamos 2-0 abajo. Pero cuando convertimos el primer gol pensé: ‘es imposible que se nos escape el partido'», y Rafael Darnay, el entrendor del campeón, tampoco se equivocó.

El plantel de las «verdinegras» también sacó a relucir su garra en los peores momentos y salió a flote porque tuvo paciencia, y porque junto a las pocas jugadoras de experiencia que quedan en el equipo, hay mucha juventud que corre al mismo ritmo que las demás y que saben lo que es vestir la «verdinegra».

Nota de Teresa Barrionuevo para el diario La Gaceta

 

Mairata, DT de Jockey, elogió al “verdinegro” campeón

Luego de la fiesta que se vivió en Marcos Paz, con la consagración por cuarto año consecutivo de Tucumán Rugby como campeón del Anual, varios protagonistas de la Superfinal hablaron con LG Deportiva. Rafael Darnay, estratega “verdinegro” y Ariel Mairata, entrenador de Jockey Club, no escatimaron elogios a la hora de hablar sobre el rival. “Es mi tercer título como integrante del cuerpo técnico de Tucumán Rugby. El primero estuve como asistente y este es mi segundo año al frente del equipo” aclaró Darnay. Cuando en la final del domingo Jockey marcó dos goles seguidos (necesitaba tres para tener chances), “Rafa” no tuvo problemas en admitir que sintió un poco de preocupación. “Tenía plena confianza en mi equipo pero me asusté un poco cuando quedamos 2-0 abajo. Pero cuando convertimos el primer gol pensé: ‘es imposible que se nos escape el partido’. Hubo susto no lo voy a negar”, reconoció. “Jockey creció muchísimo y trabajó fuerte para llegar a esta final. Sinceramente felicito a su plantel y cuerpo técnico. Este título se lo dedico a mi familia que siempre me apoyó y obviamente a todas las chicas que trabajaron mucho desde principio de año”.En esos momentos, Mairata se acercó a Darnay para felicitarlo y ambos coincidieron en que fue un lindo partido, digno de una final. “Teníamos un plan de juego, pero Tucumán sacó la ventaja en el partido de ida. Ellos tiene mucha experiencia en finales. Estábamos convencidos de que podíamos marcar goles, pero bueno, enfrente tuvimos a un equipo de mucha jerarquía. Jockey está creciendo y seguramente será protagonista durante los próximos años”, aseguró Mairata.Quien también estaba feliz era Fernanda Martínez, autora de dos goles en la final. Con lágrimas en los ojos señaló: “por suerte se nos dio. Hemos trabajado mucho para lograr esto. Son cuatro títulos consecutivos. Gracias a la hinchada que nos alentó siempre. Este título se lo dedico a toda la familia del club”, concluyó muy emocionada la goleadora del “verdinegro”.Tucumán Rugby escribió otra página en su historial, en un Anual 2014 que también será inolvidable. Algunos dicen que no fue bueno el nivel, pero nadie puede negar que la final que se jugó el domingo por la noche quedará grabada en la retina de muchos, por la emoción que se vivió y por el calor y el color que le puso las casi 700 personas que se dieron cita en Marcos Paz.

Ver nota original

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *